TRUCOS Y CONSEJOS DE LIMPIEZA

¿GUARDAMOS BIEN LOS PRODUCTOS DE LIMPIEZA?

El almacenamiento de los productos de limpieza es algo que no debe pasarse por alto.
Como empresa de limpiezas, conservación y mantenimiento sabemos bien la importancia de todo esto.

1. Contenedores originales

Mantenga los productos de limpieza en sus recipientes originales. Haciendo esto podrá identificarlos correctamente a la vez que podrá conocer de una forma rápida la necesidad de reponerlos.


 2. Mezcla de productos 

Algunos limpiadores pueden causar un montón de problemas cuando se mezclan, por lo que siempre siga las instrucciones del fabricante. Si usted mezcla / hace sus propios productos de limpieza, a partir de otros del mercado, asegúrese de :
  • Que los productos se pueden mezclar con seguridad.
  • Usar las nuevas botellas limpias y poner una etiqueta bien visible a fin de evitar una confusión.
  • Que estas botellas están realizadas en un material que no se degrada con el producto de limpieza.
  • Hacer pruebas de efectividad del nuevo producto mezclado para asegurar su fin.
3. Almacenamiento Seguro

Asegúrese de mantener sus productos de limpieza almacenados en lugares donde los niños, personas mayores y/o mascotas no serán capaces de llegar a ellos. Busque la forma de hacer un almacenamiento en zonas elevadas o cerradas para proteger a los niños y las mascotas.



4. Limpio, fresco y seco

Guarde los productos de limpieza en un área que esté limpia y libre de residuos. La temperatura es también muy importante por lo que se debe asegurar que no hay temperaturas extremas en la zona donde se almacenan los productos de limpieza. También es bueno asegurarse es de que el área de almacenamiento de productos de limpieza está seca.


4. Carritos o sets de Limpieza 

Otra opción para el almacenamiento de productos de limpieza es la creación de kits de limpieza más pequeños para las diferentes áreas de su casa. Los sets de limpieza pueden contener casi todos los suministros necesarios para limpiar una habitación entera y se almacena directamente en la sala que se necesiten.

Esperamos que os sea de ayuda y gracias por confiar en nosotros. 

PRIMER "FAGOCONSEJO": QUITAR MANCHAS DE LA ROPA

A pesar de los avances que hemos encontrado en los productos de limpieza de ropa y prendas delicadas, éstos todavía no son tan eficaces como nos gustaría. En estos tiempos de crisis, os vamos a dar algunos "fagoconsejos" que realmente dan buenos resultados. 

A la hora de eliminar manchas de óxido de la ropa os recomendamos lo siguiente:
  • En el caso de que la prenda sea de color claro, lo mejor es empapar las zonas manchadas con zumo de limón hasta que vayan desapareciendo. Después, enjuagaremos con agua tibia.
  • En prendas de colores vivos, colocaremos sal o bicarbonato sobre la mancha e iremos empapando con zumo de limón. De este modo, conseguimos un efecto efervescente muy efectivo. Lo dejaremos actuar entre una y dos horas. Para finalizar, lavaremos la prenda como de costumbre.




Si lo que queremos es quitar una mancha de yeso para dejar nuestra prenda como nueva, es aconsejable dejar que se seque el yeso completamente y cepillar. Si después de esto la marca continúa ahí, deberemos frotar con un paño impregnado en vinagre.





Esperamos que estos y otros consejos que iremos publicando, os sean de gran utilidad.




TRUCO PARA LIMPIAR LA BARBACOA

Limpiar la parrilla de tu barbacoa no es fácil, hoy que ha comenzado el verano estamos dispuestos a enfrentarnos a la grasa de tu parrilla con un truco infalible.
Ahora que llega el buen tiempo es un buen momento para disfrutar de la comida al aire libre con toda la familia. Hacer cualquier plato en la barbacoa es muy divertido, pero luego hay que eliminar la grasa y eso, siempre, resulta un trabajo duro.



Para que todo sea más fácil, tenemos un truco que no falla. Sólo necesitas posos de café, aceite y papel de periódico. Retira toda la ceniza que haya quedado de la última barbacoa y coloca papeles de periódico.





Para limpiar la parrilla, frota con los posos de café y el papel de periódico cada una de las barras. Comprobarás cómo la grasa incrustada sale fácilmente. Los restos se quedan en el papel de periódico sin apenas esfuerzo.

Después utiliza un poco de aceite usado y repasa cada una de las barras. De esta manera, evitas que se oxide y además las verás relucientes. ¡Pruébalo!



TRUCOS PARA LIMPIAR LA CASA

En la cocina

Limpieza de la cocina

 

Trucos para limpiar la casa4_0.jpg


Para que la cocina se mantenga siempre limpia coloca papel aluminio antes de utilizar la parrilla, de esta forma la grasa o aceite caerá sobre el papel y la cocina se mantendrá impecable por más tiempo.

Limpieza de vajilla

 

vassos.jpg


Para mantener tus vasos limpios ponlos en remojo en vinagre blanco caliente durante aproximadamente una hora. Luego, frota suavemente con un paño de cocina para quitar la suciedad.

En el baño

 

Limpieza de cañerías

 

baño_1.jpg


Para deshacerte de cañerías tapadas y malos olores hay verter una taza de bicarbonato de sodio una vez por semana en los resumideros.

Limpieza de la ducha

 

ducha_0.jpg


Limpiar el cabezal de la ducha es algo fácil de hacer si rellenas una bolsa de plástico con vinagre, y la atas al duchero. Luego de haber dejado la bolsa toda la noche y haber frotado el duchero con un cepillo la ducha estará como nueva.

En el living

 

Limpieza de ventanas

 

Trucos para limpiar la casa3_0.jpg


Es bueno saber que los vidrios se deben lavar en días nublados ya que se evita que se seque la solución de limpieza antes de que pueda terminar de limpiar. Si las ventanas están muy sucias puedes agregar 2 a 3 cucharadas de vinagre por galón de agua. Utiliza movimientos horizontales en el interior y verticales en el exterior para que sepas de qué lado quedan marcas.

Limpieza de mármol

 

marmol_0.jpg


Para eliminar las manchas en el mármol hay que espolvorear sal sobre un limón recién cortado. Frotar muy suavemente sobre la mancha. Lavar con agua y jabón y ¡listo!

Pulido de muebles

 

mueble.jpg


Para limpiar muebles tallados hay que emplear un cepillo de dientes con cera para muebles. Para eliminar la acumulación de cera se puede pasar un paño húmedo con una taza de agua y una taza de vinagre y no se puede olvidar que hay que secar inmediatamente con otro paño suave y seco.

Limpieza de mimbre

 

mimbre.jpg


Para eliminar el polvo del mimbre se tiene que pasar la aspiradora con el accesorio de cepillo para el polvo y para eliminar la suciedad. Lego hay que lavar con una solución de dos cucharadas de amoníaco por cada galón de agua, utilizando una o un cepillo de dientes para llegar los lugares difíciles de alcanzar.


ELECTRODOMÉSTICOS IMPECABLES


Cafetera: para que dure mucho más tiempo, cada tanto hágala funcionar con vinagre y luego varias veces con agua antes de volver a usarla.
Licuadora: si  licuó productos grasosos o con harina, póngala a funcionar con agua, detergente y un chorrito de vinagre. Enjuague muy bien.
Televisor y computadora: para que la pantalla quede bien limpia y no se adhiera el polvo, límpiela con un trapo empapado en jugo de limón.
Microondas: si desea evitar que se impregne de malos olores, después de usarlo caliente durante un minuto una taza con agua y unas gotas de jugo de limón.
Plancha: logrará que se deslice mejor, si limpia la base con un papel empapado en aceite y sal. Para eliminar las quemaduras por exceso de calor, frótela con cera de vela mientras está tibia.



ELIMINAR LA GRASA DE LA COCINA


Si es que nos gusta cocinar mucho en casa, debemos de saber que la cocina se ensucia mucho, acumulando residuos de alimentos y grasa en la parte superior y también en el interior del  horno. Estos consejos, que siguen a continuación, sobre cómo limpiar la grasa de la cocina pueden resultar una ayuda a la hora de ponernos a trabajar en la limpieza de la cocina y otras superficies afectadas.

No solo la cocina se ensucia sino también las paredes y encimeras, ya que al pasar los días los residuos se van acumulando. Para limpiar el pegote de grasa del área de los fogones de la cocina podemos utilizar vinagre, el cual es muy efectivo. Debes colocar vinagre en una botella con pulverizador y aplicarlo en toda la superficie. Deja reposar unos minutos y luego pasa un trapo limpio para retirar los residuos.

También podemos utilizar bicarbonato de sodio aplicándolo a una esponja húmeda que luego pasaremos por las superficies a limpiar. Este producto al no ser abrasivo limpia muy bien y no es peligroso.
Si prueban con lo anterior y la grasa no sale utilicen un poco de aceite vegetal crudo (funciona, aunque no lo crean) en un trapo y pásenlo por la superficie. Esto retirará todo el pegote de aceite que esté pegado. Para finalizar moja una esponja con un poco de detergente y retira todos los residuos de aceite que hayan quedado.
Con estos consejos podemos lograr una limpieza efectiva de las superficies de la cocina y así mantenerla resplandeciente y limpia.




PREPARA TUS PRODUCTOS DE LIMPIEZA


Si quieres ahorrar con las compras del hogar la mejor alternativa es crear tus propios productos de limpieza. A continuación te daremos una serie de trucos para que puedas limpiar de una forma original y con los elementos que ya tienes en casa.

En lugar de comprar costosos limpiadores para el piso y la ventana puedes utilizar un detergente para lavar platos. Mezcla dos cucharadas de detergente y diluyelo en 3.75 litros de agua. Luego utiliza esta preparación para limpiar ventanas y pisos sucios.
 
En vez de comprar productos de limpieza para el baño mezcla cuatro tazas de tomillo con un galón de agua. Esta solución sirve para limpiar el moho de los azulejos, lavabos y bañeras. Aplica esta mezcla y frota el área. También puedes utilizar pasta de dientes para limpiar el lavabo. Se verá impecable.

¿Tienes elementos de cromo en tu hogar? Existen distintas formas de limpiarlos. Por ejemplo, puedes utilizar un paño humedecido en vinagre. Para limpiar los hornos de cromo puedes limpiarlos con una mezcla de agua y bicarbonato de sodio. Déjalo reposar toda la noche y limpia al día siguiente.

Si deseas crear un perfumador de ambientes toma un pedazo de algodón y empápalo con tu fragancia favorita. Colócalo en un recipiente abierto y déjalo en la habitación. También puedes frotar aceites perfumados en tus bombillas y al calentarse la fragancia inundará toda la sala. Otra opción es mezclar tu limpador de piso con tu aroma preferido.

Por último, te enseñaremos a crear tu propio lustrador de muebles. Este no sólo servirá para mantener nuestros muebles más relucientes sino que además estarán más protegidos. Mezcla una cucharadita de aceite de oliva y media taza de jugo de limón. También puedes mezclar una cucharada de aceite de limón con cuatro tazas de aceite mineral. Pasa estas mezclas por los muebles y déjelo encendido.




TRUCOS PARA EL HOGAR


LIMPIAR EL MICROONDAS CON LIMON

Ponemos en el microondas un cuenco con un pelín de agua y medio limón y ponemos el microondas 30 segundos, sacamos el agua con el limón y limpiamos el micro con un pañito húmedo, veréis qué limpio se queda y con perfume a limón.



ROPA BLANCA AMARILLENTA

Cuando la ropa blanca ha cogido color amarillento en toda la prenda o en parte, se lava normalmente, despues se pone a remojo en agua templada con agua oxigenada y amoniaco durante unos 15 minutos. Aclarar con agua abundante y vover a lavar. Recuperará su blanco.



ARMARIOS SIN HUMEDAD 

Distribuye por él pequeños trozos de tiza; ésta se encargará de absorverla por completo. Inténtalo también colocando unas bolsitas de tela llenas de arroz.



RECICLAR PAPEL

Si no tienes mucho espacio donde poner el papel y cartón para reciclarlo y además tienes mala cabeza y se te acumula mucho, puedes ponerlo en el carro de la compra y así ademas de no ocupar un espacio, nunca te olvidas de bajarlo al contenedor cada día cuando vas a hacer la compra.






¿ CÓMO EVITAR QUE DESTIÑA LA ROPA DE VERANO ?


En verano, por regla general, el color inunda nuestras prendas. Este año, además, hay una tendencia que ilumina más que nunca el armario: los colores flúor. Ahora que tenemos que hacer más coladas de color nos asalta una pregunta: ¿cómo conseguir que el color no pierda intensidad a lo largo del verano?








Precauciones y trucos para evitar la pérdida de color

Al usar estas prendas...

Al exponerlos al sol, el cloro de la piscina y la sal del mar, los bikinis, bañadores y ropa de playa pueden deteriorarse más rápidamente que otro tipo de prendas. Por eso, es aconsejable que al ponerte el protector solar, tengas mucho cuidado para no manchar el traje de baño, ya que algunas de estas cremas son muy grasas y podrían dejar manchas.

Al lavar la ropa...

1. Lava siempre la ropa a la temperatura que recomienda la etiqueta.

2. En general, y salvo que en la etiqueta indique lo contrario, los trajes de baño en la actualidad pueden lavarse normalmente en la lavadora o a mano, usando un detergente suave. Para mantener el tejido en buen estado durante más tiempo, te recomendamos que utilices un detergente especial para prendas delicadas.

Para otro tipo de prendas, como pantalones, faldas, vestidos… puedes usar un detergente específico para ello, que gracias a su fórmula experta en el control del color, previene que los colores se desdibujen o destiñan.

3. Si no sabes si una prenda nueva destiñe, antes de lavarla haz una prueba. Lávala por separado, enjuágala y presta atención al color del agua.

4. Una de las manchas más comunes en la prendas veraniegas son los rastros de sudor. En este caso te aconsejamos que trates la prenda con un producto especial, para ello que los hay en el mercado.

5. Lava la ropa del revés: los colores estarán mejor protegidos y la ropa no se desgastará tan rápidamente. Y si has comprado un conjunto de dos o más artículos, como los bikinis o ropa interior, intenta lavarlos juntos para limitar la diferencia de color.

Al secar la ropa...

No expongas la prenda prolongadamente al sol. De hacerlo, los tejidos se decoloran y se secan en exceso dejando la ropa acartonada. Es preferible tender a la sombra o a horas del día en que no incida directamente.



TRUCOS CASEROS PARA LIMPIAR ESPEJOS Y CRISTALES


La luz es muy importante en todo hogar y es que a nadie le gustar andar a oscuras en su propia casa, ¿verdad? Pero no solo eso, elementos como los cristales y espejos son grandes ayudantes en la iluminación, y es que nos permiten aprovechar al máximo la luz natural sin tener que gastar en iluminación artificial.

Pero claro, merecen un cuidado especial como todo en la casa para que se vean limpios, brillantes, y reflejen mejor la luz. Claro que hay muchos productos en el mercado pero tal vez ninguno te ha dado el resultado que buscabas. Por eso, hoy te traemos consejos caseros para que limpies los cristales y espejos sin gastar más dinero del necesario. 



Por ejemplo, para desengrasar y dar brillo a las piezas de cristal o vidrio puedes preparar una mezcla de agua y un poco de vinagre para limpiarlos. Así podrás borrar las marcas del tiempo y lo que es peor, las huellas que siempre quedan marcadas.

Para dar brillo a las superficies de vidrio como las mesas un truco casero muy útil es preparar una mezcla de vinagre blanco, amoniaco y agua, todos en parte iguales. Esto funciona como un limpiador que se evapora muy rápido y devuelve el brillo en pocos segundos. Es genial para quitar las marcas de botellas y vasos.
Si quieres renovar una pieza de este estilo no debes olvidarte del alcohol. Este material que todos tenemos en casa desinfecta y desengrasa al instante además de limpiar en profundidad. Y como se evapora en pocos segundos no tienes que que tener miedo de usarlo.

Los espejos del baño que suelen ensuciarse con mayor frecuencia debido a los vapores se pueden limpiar fácilmente con una solución compuesta por 2/3 partes de agua y una de vinagre blanco. Lo ideal para pasar la preparación es utilizar papel de periódico que no deja marcas ni pelusas como los trapos y paños.

Las mampáras en los baños también son elementos que se ensucian mucho. Y es que el vapor, el jabón y los productos para cabellos suelen manchar con frecuencia. Para eliminar todo resto solo tienes que pasar un paño mojado en agua caliente con un poco de vinagre blanco.





LIMPIEZA DEL HORNO


Aunque seamos muy cuidadosos al cocinar un asado o limpiemos bien el área cuando terminemos, lo real es que los hornos requieren una limpieza a fondo con cierta regularidad. Los restos de alimentos carbonizados o partículas diminutas que quizás ni veamos, se adhieren al interior manchando la cobertura del horno o dotando de un olor desagradable a las siguientes comidas. Esa tarea no tiene necesariamente que ser agotadora. Veamos algunos remedios que harán eliminarán suciedades con mucha eficacia.

 Limpiadores de horno preparados en casa:

Mezcla 1 cucharadita de detergente líquido, 1 cucharadita de jugo de limón, 1 ½ cucharadita de lejía y ¼ cucharadita de agua caliente en un recipiente y aplica dicha solución con una esponja a todo el horno. Deja reposar 45 minutos y luego restriega hasta que esté limpio. Al finalizar, enjuaga con abundante agua.

Vierte amoníaco en un plato o recipiente plástico. Colócalo dentro del horno y cierra la puerta. Mantener allí durante toda la noche y retirar al día siguiente. Frotar las manchas difíciles y enjuagar al final. El amoníaco restante puede conservarse para otra limpieza.

Mezcla 5 cucharadas de bicarbonato de sodio con 4 cucharadas de vinagre blanco y añádele 3 gotas de detergente líquido. Aplica dicha mezcla al interior del horno y frota con una esponja. Cuando termines enjuaga con bastante agua.
Puedes hacer una mezcla de sal y zumo de limón a partes iguales. La aplicas en las manchas difíciles del horno y deja que trabaje de 3 a 5 minutos. Luego frota bien con cepillo y enjuaga.

Se unen 4 cucharadas de bicarbonato de sodio y agua bien caliente. Con un cepillo se va aplicando la pasta y se deja reposar por 1 minuto. Frota bien hasta que quede todo limpio. Al final limpia con agua y una esponja para que no queden restos de bicarbonato.

Mezclar 1 cucharada de sal, bicarbonato de sodio y agua. Se debe aplicar la pasta a la cavidad del horno y cerrar la puerta. Luego encenderlo a 260ºC por una hora. Apaga el horno y deja que se enfríe. Entonces limpia los residuos con una esponja y enjuaga con mucho agua.





LA CASA, RESPONSABILIDAD DE TODOS


¿Por qué nuestras madres hacen casi todo bien en relación a las tareas domésticas? ¿Han hecho un master específico? ¿Son más listas? No, simplemente es cuestión de experiencia y ésta se consigue con la práctica y la repetición.

Cuando vamos a vivir con amigos o en pareja, tenemos que tener muy claro que la casa es un espacio común, que exige tiempo para limpiar y organizar, que las tareas son muchas y variadas: planchar, lavar, fregar, cocinar, etc. y que por lo tanto todo eso es cosa de todos. ¿Cómo hacer para que todo vaya sobre ruedas? He aquí algunos trucos:

• Acordar antes de la convivencia que las tareas van a ser responsabilidad de todos, incluso si alguien no trabaja (el otro tendrá menos obligaciones, pero tendrá) porque luego es difícil quitar las malas costumbres y asumir responsabilidades que nunca se tuvieron.

• Aclarar que es cuestión de corresponsabilidad, no de ayuda. Ayuda la presta un vecino, no la persona que convive con nosotros y en nuestra casa.

• Repartir las tareas según los gustos, las capacidades o el horario, lo facilita todo muchísimo.

• Hay que ser flexible si todo no se hace exactamente como nosotros lo haríamos y dar la oportunidad de ir mejorando. La persona que sabe hacerlo mejor debe tener paciencia y permitir, también, que la otra persona haga las cosas a su manera o según su gusto.

• No ir detrás
haciendo o retocando lo que está mal o señalando los fallos constantemente; mejor alabar la buena disposición. Eso sí, admitiremos las recomendaciones.

• Es importante saber aceptar que no todos tenemos el mismo concepto respecto a lo que es el orden.

• No permitir nunca que alguien no haga las tareas que le corresponden porque las hacen mal. Se le corrige, se le enseña con tacto y delicadeza pero se insiste en que cumpla con su cometido hasta que aprenda a hacerlo bien. No caer en el error de: “Quita que ya lo hago yo, porque lo hago mejor y más rápido” A fuerza de insistir en su realización, mejorará, seguro.

Si ponemos en práctica estas sencillas reglas, las tareas domésticas,serán cosa de coser y cantar.







COMO GUARDAR LOS PRODUCTOS DE LIMPIEZA


Echa un vistazo por casa y descubrirás que tienes docenas de productos de limpieza. Pero, ¿crees que los tienes bien guardados? Es importante hacerse esta pregunta porque el dónde y el cómo son importante para que éstos no pierdan sus propiedades y, sobre todo, por nuestra seguridad y la de nuestra familia. Los niñ@s y las mascotas son las principales víctimas de una ingesta accidental de producto.

Para evitar un susto, elige:

1. Un lugar limpio, fresco y seco. Asegúrate de que el área donde guardar estos productos no está sometida a temperaturas elevadas y de que es un espacio totalmente seco.

2. Un lugar seguro. El sitio escogido para colocar los productos de limpieza y la colada no debe estar al alcance de los niños o las mascotas. Te aconsejamos un lugar alto del armario, por ejemplo. Un lugar habitual para dejarlos es debajo de fregadero. En este caso, bloquea las puertas con cierres de seguridad especiales para mantener a tus niñ@s fuera de la zona de peligro.

3. Conserva los envases originales. Mantén los productos de limpieza en sus recipientes originales. No mezcles productos, es peligroso. Sigue siempre las instrucciones indicadas por el fabricante.

4. Lee siempre las etiquetas. Allí están las indicaciones pertinentes sobre la temperatura a la que debes almacenarlos y otras consideraciones de conservación e indicaciones en caso de intoxicación, como teléfonos de emergencia.

5. Nunca almacenes los productos de limpieza junto a productos de alimentación.

*Ten en cuenta siempre estas recomendaciones para que los productos no pierdan su eficacia.




LA COLADA MAS BLANCA

Seguro que alguna vez has oído que los esquimales pueden distinguir multitud de tonalidades de blancos y que tienen un nombre distinto para cada una de ellas. Para nosotr@s, los tipos de blanco no son tantos, pero cuando decimos que algo es blanco total es porque tiene una blancura superior al resto.

El ejemplo más claro lo tenemos en la ropa. ¿Te ha ocurrido alguna vez que, tras una colada errónea o simplemente por el paso del tiempo y los repetidos usos, las prendas blancas han perdido su brillo y han quedado amarillentas o grisáceas?

Lavar a una temperatura no adecuada, usar una cantidad insuficiente de detergente o mezclar alguna prenda oscura en una colada de blanco son algunos de los errores que pueden echar a perder la intensidad del blanco de nuestra ropa.

Entonces, ¿es posible conseguir un blanco total en la colada?

La respuesta es afirmativa, siempre y cuando se tengan en consideración una serie de recomendaciones y se escojan los productos más convenientes.

No es un tema insignificante, puesto que 1 de cada 3 coladas en España son de ropa blanca o clara y más del 30% de los españoles afirman que la blancura es el mayor beneficio que le piden a un detergente.

Recomendaciones que NUNCA hay que olvidar:

1. Se debe lavar por separado la ropa de color de la ropa blanca y clara. Incluso es conveniente separar las prendas muy sucias del resto para que no las manchen.

2. Mira siempre las etiquetas de las prendas y sigue las instrucciones. Así sacarás más partido a tu ropa.

3. Utiliza el producto más adecuado para la ropa que lavas y sigue las instrucciones de dosificación. Ni más, ni menos? lo necesario.

Por eso, la elección de los productos con los que lavamos nuestras prendas es muy importante, porque no todos los detergentes consiguen la blancura que buscamos para la ropa.




COMO QUITAR MANCHAS DE......


Manchas de tinta en la ropa


Si tu ropa se mancha con tinta de bolígrafo (incluso si se trata de un marcador permanente), pon a remojar la prenda en un poco de leche, espera una media hora, restriega un poco y lávala con líquido para vajillas, es mágico!




Quitar mancha de sangre


Cuando se mancha,cualquier tela de sangre, se le unta agua oxigenada a la mancha se deja un rato y luego se saca con agua y jabon, se puede repetir si no sale con la primera aplicación.




Quitar manchas de chocolate

Usar mantequilla margarina para las manchas de chocolate, solo tienes que aplicarla a la prenda, dejar reposar 15 minutos y lavar.



Sacar manchas de vino tintoPara sacar una mancha de vino tinto sobre la ropa, simplemente se vierte una pequeña cantidad de vino BLANCO y se frota con un trapo humedecido con el mismo vino blanco. Otra solucion para casi todos los tipos de mancha es inmediatamente aplicar encima POLVOS DE TALCO y dejarlo secar. Otro remedio de sacar manchas de vino tinto es muy sencillo, a la mancha de vino tinto aplicale vinagre blanco.



¿Te ha sucedido que no sabes cómo limpiar las manchas de las alfombras? Pues es algo totalmente habitual en cualquier hogar y un menester al que todos deben enfrentarse. No hace falta que compres líquidos especiales ni nada por el estilo. Aquí te ofrecemos algunos trucos que probablemente sean de tu utilidad.



 Las alfombras son uno de esos artículos hogareños que siempre están expuestos a recibir manchas. Así es como puedes emplear algunos trucos para quitar esas suciedades o bien, poner en práctica algunas medidas preventivas para mantenerla en mejor forma. A continuación, te ofrecemos algunos consejos que pueden resultarte provechosos.


Lo ideal cuando la mancha está todavía húmeda en una alfombra es recurrir a algún líquido que haga burbujas. Agua con bicarbonato de sodio, agua oxigenada o simplemente agua con gas (soda). Se aplica sobre la mancha y se deja actuar, aclarando simplemente con una toalla o papel absorbente, que será apoyado y se lo dejará hacer su trabajo sin refregar.


Si lo que deseas es realizar una simple limpieza integral de tu alfombra, algunos recomiendan que el mejor truco es esparcir sal fina sobre toda su superficie, dejándola actuar durante una hora y luego pasando la aspiradora para quitarla. Dicen que mejora el tono de los colores de los alfombrados.


Para manchas de bebidas (o si la mancha ya está seca), tan típicas en las alfombras que se encuentran en las salas de estar, nada mejor que emplear elementos naturales o bien detergentes suaves. Vinagre o zumo de limón pueden resultar bien. Y siempre agua para aclarar, dejando que una toalla o papel absorbente se encargue del resto.

CONSEJOS PARA EVITAR MALAS POSTURAS A LA HORA DE LIMPIAR


Aunque a muchas personas pueda pasarles desapercibido, realizar algunas tareas del hogar implica hacer un esfuerzo físico considerable. Si algunas de estas tareas se repiten a diario y no nos colocamos bien, adoptamos malos hábitos posturales que pueden afectar a nuestra salud.



Para evitarlo, hemos preparado 5 consejos básicos, cinco medidas preventivas para evitar dolencias y las posturas:

1. Tienes dos brazos, ¡utiliza ambos! Igual que al escribir, a la hora de limpiar, todos tendemos a usar sólo una de las dos manos. El primer consejo es que uses siempre los dos brazos, especialmente al levantar peso o limpiar los cristales o el polvo. No sólo evitarás sobrecargas, sino que además trabajarás ambas extremidades tonificando todos los músculos por igual.

2. Las prisas son malas consejeras. Evita querer acabar cuanto antes, ya que eso nos lleva a hacer movimientos bruscos y violentos. Por ejemplo, cuando levantamos o retiramos objetos de peso, como las bolsas de la compra o los tambores de detergente, es mejor aprovechar la fuerza de las piernas y flexionar las rodillas en vez de hacerlo bruscamente inclinando la espalda y cargando todo el peso en ella.

3. Ten en cuenta la postura. Hay algunas actividades del hogar, como cuando planchamos por ejemplo, en que adoptamos la misma posición durante un periodo largo. Esto perjudica a nuestros músculos y articulaciones. Lo mejor es poner los pies, no en paralelo como solemos hacer, sino uno delante del otro. De esta forma, se reparte mejor la fuerza y el peso entre las articulaciones.

A la hora de planchar también nos ayudará haber usado un buen suavizante en la colada y utilizar Agua de Plancha, porque ayuda a eliminar las arrugas rebeldes y suaviza los tejidos.

4. Los utensilios. Para limpiar lugares u objetos inaccesibles, como los techos, ayúdate de utensilios extensibles o lo suficientemente largos para evitar malas posturas. No te subas en sillas o taburetes de poca estabilidad para llegar a sitios elevados.

Al barrer, utiliza siempre recogedor con varilla para evitar agacharte innecesariamente y para fregar el suelo, usa una fregona adaptada a tu altura. Asimismo, escoge productos que te faciliten las tareas y optimicen tu tiempo.

5. Escucha tu cuerpo. El cuerpo nos habla, sólo tenemos que estar un poco atent@s y detectar esos movimientos y posturas que nos incomodan. Si al limpiar notamos alguna dolencia o mala posisión, no lo infravalores. Toma medidas y, en caso de dolor, consulta a tu médico.

Para mantener nuestra casa limpia, muévete bien y sigue nuestros consejos para tener unos buenos hábitos posturales.



LIMPIEZA A FONDO DE LA COCINA


Limpiar la cocina es un trabajo que no hay que tomar a la ligera porque no solo es importante la limpieza en general sino también la desinfección de todas las superficies. Por la cocina pasan todos los alimentos que después comerá tu familia y tenerlo todo perfecto es muy importante para la propia salud.
Así que además del cuidado de la cocina todos los días también hay que tener en cuenta que una limpieza a fondo nunca está de más. A lo largo de dos artículos vamos contaros algunos trucos para que la campana extractora (parte 1), la nevera y los armarios (parte 2) no sólo luzcan relucientes sino que realmente estén limpios y desinfectados.
Campana extractora
Antes de comenzar la limpieza a fondo de la campana un pequeño truco es poner agua a hervir con la campana puesta para que el vapor de agua suba y reblandezca la grasa que pueda haber tanto en las rejillas que actúan de filtro como en el interior del conducto.

Recuerda desconectar la campana extractora antes de proceder a su limpieza. Retira los filtros, rocíalos con un antigrasa como Estrella Oxygeno Activo, que no dañe el material, y déjalo actuar siguiendo siempre las recomendaciones del producto. Si queréis ser más rápidos, pero igual de efectivos, también podéis meter, si el material lo permite, los filtros en el lavavajillas, quedan relucientes. Recuerda siempre que antes de utilizar un producto debes leer la etiqueta, y en caso de duda realizar siempre una prueba en una zona no visible.
Mientras se limpian los filtros, puedes enfundarte en tus guantes de limpieza y limpiar el interior de la campana con un estropajo suave y húmedo impregnado con un producto desengrasante, como Estrella Oxygeno Activo.
Después de limpiar y secar bien el interior de la campana vuelve a las rejillas. Para quitar la grasa frota con un pequeño cepillo, acláralas bien bajo agua caliente y deja que se sequen. 
Lo último que queda es volver a colocar los filtros en su sitio y ya está. Recuerda que para que la campana extractora funcione correctamente y cumpla su función de eliminar vapores y olores, lo ideal es pasar un trapo limpio y húmedo tras su utilización, y limpiarla una vez por semana. 
Ya hemos tratado la limpieza a fondo de la campana extractora, pero no es la única parte de la cocina que hay que limpiar a fondo frecuentemente, nuestra nevera y armarios necesitan estar siempre libres de gérmenes, ya que en ellos se conservan los alimentos que vamos a consumir y han de estar en buen estado.

Armarios, allá vamos
En el día a día puede que no te des cuenta de la grasa que se va acumulando en los armarios, pero en el momento en el que toca ponerse manos a la obra verás que la suciedad está ahí.
Para comenzar a limpiar a fondo los armarios lo primero que tienes que hacer es vaciarlos por completo. Una vez libres puedes pasar una aspiradora para recoger fácilmente el polvo o restos de comida. Después aplica Estrella Oxygeno Activo en spray, que limpia y desinfecta sin lejía, con una bayeta de microfibra humedecida en agua y deja que la superficie se seque al aire.
Repite este proceso en todos los armarios y antes de volver a llenarlos limpia bien las puertas, tanto por dentro como por fuera. Has de comenzar por la parte alta de la cocina, ya que de ahí saldrá bastante suciedad, y si lo dejas para el final mancharás tus armarios de abajo, y, por consiguiente, harás que toda la labor de limpieza no haya servido de mucho. Aprovecha también para revisar las caducidades de tus alimentos.
Hay que prestar atención al exterior de los armarios ya que esta parte se ensucia fácilmente al cocinar. Para dejarlos relucientes aplica también Estrella Oxygeno Activo, que además de limpiar, desinfectará y arrasará con la grasa que puedan tener.
Al ataque del frigorífico
Después de la limpieza de todos los armarios nos queda aún el frigorífico. Puedes aprovechar esta limpieza a fondo para descongelar y limpiar el congelador y dejarlo así en inmejorables condiciones para su uso, ya que si se acumula mucho hielo el frigorífico funcionará peor.
Ten en cuenta que el momento ideal para su limpieza es cuando tengas el frigorífico medio vacío, ya que cuantos menos alimentos haya en tu nevera menos probabilidad existirá de que se te estropeen. Así que procede a vaciarlo todo y, si vas a descongelar el frigorífico, recuerda que es necesario desconectarlo de la corriente y colocar toallas que recojan el agua. 
Saca las bandejas y los cajones o compartimentos para limpiarlos por separado. Si quieres, y no está contraindicado por el fabricante, puedes meterlos en el lavavajillas, sino limpia todo con agua y jabón en el fregadero.
Cuando el congelador quede libre de hielo pásalo con una bayeta seca, y limpia el suelo, las paredes y el fondo del frigorífico con Estrella Oxygeno Actico spray, así desinfectarás y eliminarás los malos olores. 
Si sigues estos consejos tendrás todos tus armarios y tu frigorífico en perfectas condiciones de uso para que mantengan tus alimentos en las condiciones idóneas para su consumo.





SIEMPRE CON LA COCINA A PUNTO



Ahora que acabas de plantarte en tu piso y te lo estás decorando como siempre has querido sólo te queda mantenerlo limpio el máximo de tiempo. Así siempre podrás invitar a quien quieras sin tener que disculparte porque no has tenido tiempo de arreglar la cocina. ¡Te ayudamos!

Limpiar cacharros y vajilla

Intenta lavar los cacharros después de cada comida para que no se acumule el trabajo y para que no se queden restos pegados. Después será más complicado. Si tienes lavavajillas aclara los platos antes de meterlos en la máquina, si no lo haces al poner la máquina a funcionar, mezclarás el agua con la suciedad y la repartirás por todos los vasos, platos, cubiertos, etc. que luego utilizarás para comer.

Para evitar estropear el equipo, los fabricantes de electrodomésticos incluyen un filtro en la parte del desagüe. Este filtro retiene los restos de suciedad de gran tamaño que no conseguiremos eliminar, lo que hace que estos restos queden dentro de la máquina.

Fogones y vitrocerámica

Conviene limpiarlos con una bayeta con detergente tras cada sesión de cocina, para que no se acumule demasiada grasa… Si tienes vitro límpiala con lo mismo cuando esté fría o tibia y sécala con papel absorbente.

El suelo

Se debe limpiar con agua bien caliente y alguna solución detergente. Esto facilita que la suciedad del suelo pase al agua y nos quede bien limpio. Si además le puedes añadir un producto que además del detergente incorpore desinfectante, aún mejor. Y si lo pudieras hacer cada dos días sería perfecto.

El extractor

Si está sucio impide la correcta eliminación de olores y vapores. Conviene limpiarlo una vez por semana. Ojo: recuerda desconectar el interruptor de contacto. Luego pásale un trapo humedecido con desengrasante, retira las rejillas y rocíalas con antigrasa. Mientras reposan limpia el interior de la campana con líquido desinfectante en un trapo húmedo...¡Cuidadito con el motor!

Los armarios

Alrededor de una vez al mes es recomendable limpiar los armarios, se suelen llenar de migas y de restos de sal, café, etc. Pásale un trapo húmedo con detergente, acláralo y, mientras esperas a que se seque revisa los alimentos. Seguro que encuentras algunos que ya no deberían de estar ahí.

El horno

Primero fíjate en la cantidad de grasa que tiene. Si tiene mucha enciéndelo un rato, ya que el calor hace que la grasa se ablande. Límpialo con un paño con detergente desengrasante y pásale luego un paño humedecido con líquido desinfectante.




COMO LIMPIAR EL BAÑO


El baño es el espacio de la casa que más frecuencia de limpieza necesita. De hecho, estaría bien que crearas el hábito semanal porque, de lo contrario, el día que te decidas vas a sudar lo que no está escrito. No queremos que llegues a eso, por lo que te vamos a proponer 10 pasos para conseguir la máxima efectividad en un tiempo récord.

1. Qué necesitas: cubeta, escoba y recogedor, bolsa, trapos, basurero, limpiacristales, cubo y fregona, cepillo para el inodoro, líquido limpiador de inodoros y un producto desinfectante.

2.Recoge la ropa sucia, toallas sucias, etc. y colócalo todo en el cesto de la ropa sucia. No te pares a mirar cuánto queda de champú o si falta algo, sólo ocúpate de la ropa sucia.

3. Bien, a otra cosa: la basura. Métela toda en el basurero y sácala del baño.

4. Recoge el champú, gel u otros productos que ocupen las superficies, mételos en la bolsa y sácalos del baño. Ahora ya no hay nada que te pueda molestar.

5. Coge un trapo y humedécelo con producto limpiador. Pasa el trapo por el lavabo y la pared de la ducha/bañera. Enjuágalo frecuentemente y vuelve a humedecerlo con producto limpiador y desinfectante hasta que la superficie quede reluciente.

6. Con el líquido limpiador y el cepillo limpia el interior del inodoro, deja reposar el producto y cuando acabes toda la limpieza del baño vacía la cisterna.

7. Ahora por fuera. Coge otro trapo y humedécelo también con líquido limpiador y limpia la tapa, el apoyadero, la cisterna y el pie del inodoro.

8. Para sacar el mayor partido a tu limpieza, pasa un paño humedecido en desinfectante por la bañera, lavabo, tapa y exterior del inodoro. Finalmente echa un buen chorro de desinfectante o limpiador con desinfectante al agua del inodoro para evitar olores desagradables.

9. Los vidrios y los espejos puedes limpiarlos con un trapo y limpia-cristales, y luego pasar un trapo seco.

10. Recuerda reorganizar lo que has sacado antes: champú, gel, perfumes, cremas, etc. La basura donde la basura y la ropa sucia a lavar.

11. Queda pasar la escoba, fregar el suelo con la fregona, agua y producto limpiador más desinfectante y ya está.


TRUCOS CASEROS PARA AROMATIZAR EL AMBIENTE
COMO LIMPIAR LAS ALFOMBRAS

Tener el hogar con buen aroma, no es algo imposible. Para ello, además, no necesitas comprar ambientadores, sino que puedes recurrir a algunos trucos de la naturaleza y a aceites esenciales, para llenar tu hogar de maravillosas fragancias.

Uno de los trucos, es usar el clásico hornillo que tiene una vela debajo. A parte de las aceites esenciales, también podemos añadir agua con hierbas o especias como el clavo de olor, vainilla, lavanda o menta. También podemos echar cáscaras de naranja o limón.

Otro de los trucos, es poner unas gotas de aceites esenciales en las bombillas, así cuando estén encendidas, harán que el calor distribuya el olor por todo el hogar.

Otro remedio más rudimentario es colocar a hervir en una olla cáscaras de naranja o limón, menta, vainilla o lo que se nos ocurra como aromatizante, y dejarlo un rato hirviendo, así el olor se esparcirá por todo el hogar.

Esperamos que os sirvan de ayuda.


KIT BÁSICO PARA MANTENER LIMPIO TU HOGAR

Os ofrecemos en esta entrada, un kit básico de limpieza, para que tengamos en nuestra casa. No hace falta comprar todos los productos del supermercado para ser higiénico en nuestro hogar.

PASO1 Bayetas y paños
Hazte con un set de bayetas de micro fibra para mármoles o encimeras de cocina y baños, un conjunto de trapos de tela (cinco) para el secado de superficies y manos, y también para el polvo. El papel de cocina te servirá de apoyo indispensable en todas tus tareas. Añade a tu cesta una bayeta para cristales. Completa esta primera fase con un juego de estropajos salvaúñas para limpiar los platos.

Para un kit profesional…
Un estropajo metálico para planchas, un juego de guantes y un plumero para estanterías y rincones difíciles te salvarán de más de un apuro. Si utilizas el socorrido plumero, ten cuidado si eres alérgico a los ácaros. En este caso, usa un paño humedecido con agua. Llegar a los rincones más pequeños es algo complicado con una aspiradora.

PASO2 Suelos
Si no tienes aspiradora, es esencial que te hagas con una escoba y un recogedor. Igualmente esenciales son las mopas o fregonas (¡ojo! las más baratas suelen durar muy poco) y el cubo para el agua.

Para un kit profesional…
Actualmente existen aspiradoras muy potentes y escobas/mopas que facilitan el fregado. Por otra parte, si tienes animales domésticos, asegúrate de tener lo necesario para “adecentar” sus aposentos. Y si tu casa tiene estancias exteriores, es muy recomendable que te hagas con una segunda escoba y fregona.

PASO3 Productos
Consideramos indispensables:

- Un limpia-hogar generalista para suelos y superficies, a poder ser que contenga algún agente desinfectante como la lejía o el oxígeno activo.
- Un limpia-cristales multiusos, preferiblemente con aplicador con pistola.
- Un limpia superficies, preferentemente con lejía, que te garantiza una desinfección total.
- Un lavavajillas, para platos, cuberterías, etc.
- Un limpiador para el wc.


Esperamos que os haya sido de ayuda.


UN PRODUCTO PARA CADA SUPERFICIE

Una de las razones principales por las cuales debes mantener limpio tu hogar es la influencia que ejerce sobre tu salud. La falta de limpieza y una incorrecta desinfección hacen que los gérmenes proliferen y como consecuencia puedas contraer algunas enfermedades.

Para eliminar gérmenes en ocasiones no es suficiente el uso del agua y el jabón en distintas superficies, se requieren sustancias específicas para eliminarlos, como desinfectantes.

Hoy en día existe una gran variedad de productos para limpiar superficies con propiedades diferentes. Cada uno responde a la necesidad específica de cada superficie. Por ejemplo, hay limpiadores exclusivamente para baños, para cocinas o para cada tipo de suelos (parquet, terrazo, mármol, etc.)

Esta guía de superficies, te ayudará a tenerlo todo más claro:

Lejía con detergente
Para terrazo, porcelanato, cerámica-gres, melamina y fórmica.

Productos con base de Oxígeno Activo (sin lejía)
Para mármol, granito y parquet.

Productos con base de Oxígeno Activo en pistola (sin lejía)
Para paredes de baños y cocinas de materiales como el mármol o granito.

Productos para el Baño y WC
Para muebles o suelos de porcelanato, cerámica-gres y para todo tipo de grifos.

Te recordamos también que es muy importante:

1. Hacer siempre una prueba en una zona no visible (sobretodo en caso de duda).
2. Leer las recomendaciones de uso presentes en las etiquetas de los productos.
3. No olvides guardar las instrucciones de cuidado y lavado de los electrodomésticos, armarios y demás superficies que tengas en casa.



CUANDO DEBEMOS LIMPIAR

Y esto… ¿cada cuánto se limpia?

Frecuencia de limpieza

Para que no te dejes la piel cada día, pero tampoco pierdas la sana costumbre de mantener en condiciones tu casa, en este artículo te ayudamos a establecer la frecuencia con la que convendría hacer cada cosa. Es una especie de lista de la compra de las tareas del hogar y te va a venir muy bien.

¿Qué hay que hacer todos los días?

- Limpiar los platos, fregaderas, placas de gas/ vitrocerámicas y encimeras de la cocina.
- Darle un repaso al baño (y limpiarlo dos veces por semana en profundidad).
- Vaciar ceniceros, papeleras y cubos de basura.
- Barrer el suelo del salón, entrada y pasillos.
- Mantener en orden los dormitorios (hacer la cama, recoger las prendas de ropa, etc.).
- Mantener el orden en el resto de la casa (objetos, libros, alacenas, etc.).
- Intentar separar la basura y, como mínimo, tirar la orgánica todos los días. Si no, se facilita el crecimiento de microorganismos, algunos de ellos causantes de infecciones o enfermedades.

¿Qué hay que hacer una o dos veces por semana?

- Barrer los suelos o pasar la aspiradora en toda la casa.
- Lavar y tender la ropa.
- Limpiar el polvo de muebles, mesas y estanterías.
- Limpiar los cristales y espejos de toda la casa.
- Darle un repaso a la nevera.
- Limpiar las superficies exteriores de la casa (terraza, balcón, persianas…).
- Limpiar las habitaciones en profundidad.

¿Qué hay que hacer una o dos veces al mes?

- Limpiar a fondo el horno, el microondas y la nevera.
- Limpieza completa de armarios y estanterías.
- Retirar la comida de los armarios de la cocina y limpiarlos en profundidad.

¿Qué hay que hacer una o dos veces al año?

- Desinfectar las juntas de los baños (quitar el moho y humedades).
- Retirar las humedades de las paredes y repintarlas si es necesario.